Entre Ríos habría cerrado la reestructuración de su deuda y desactivó la denuncia de bonistas en Nueva York

De acuerdo a un artículo publicado por el diario La Nación, la provincia de Entre Ríos anunció que llegó a un acuerdo para reestructurar su deuda de US$500 millones y los bonistas prometieron retirar la demanda en contra en Nueva York.

La crónica -que aún no tuvo una réplica oficial- señala que, luego de una conflictiva negociación para reestructurar US$500 millones, la provincia de Entre Ríos finalmente logró cerrar un acuerdo por su deuda con el grupo de bonistas duros que le habían iniciado una demanda en la corte del Distrito Sur de Nueva York.

El grupo Ad Hoc de tenedores de bonos de Entre Ríos tiene aproximadamente el 58% de los títulos en circulación y a través de un comunicado, indicó que apoyarán la propuesta de la provincia y señaló que, «tras la consumación exitosa de la solicitud de consentimiento», harán que se retire el reclamo presentado en Estados Unidos para iniciarle juicio.

El conflicto de la provincia con sus acreedores comenzó el pasado 8 de agosto, cuando la gobernación no pagó US$21,87 millones por un cupón de interés del bono de US$500 millones emitido bajo legislación extranjera, en 2017.

En ese entonces, el gobierno de Gustavo Bordet informó que comenzaban las «discusiones sobre el análisis de sostenibilidad de la deuda de la provincia». Pero el acuerdo no se logró y, unos meses después, la provincia recibió la demanda en Nueva York.

Con el pacto ya anunciado, Entre Ríos se sumará a la lista de provincias que lograron cerrar sus reestructuraciones, entra las que están Mendoza (US$590 millones), Chubut (US$650 millones), Neuquén (US$694 millones), Río Negro (US$300 millones), Córdoba (US$1685 millones) y Salta (US$383 millones).
Mientras que Buenos Aires (US$7148 millones), Tierra del Fuego (US$170 millones), Chaco (US$250 millones), La Rioja (US$300 millones) y Jujuy (US$210 millones) siguen negociando en default.

A comienzo de mes, los ministros de estas provincias se reunieron para «reafirmar su compromiso para avanzar en la restauración de la sostenibilidad de las deudas provinciales de forma coordinada y responsable».

En un comunicado que emitieron, indicaron que «resaltan la relevancia de mantener un adecuado flujo de comunicación y coordinación sobre los avances en los distintos procesos individuales» y «rechazan el uso de herramientas de presión de carácter judicial para forzar soluciones insostenibles, afectando los principios de buena fe que deberían primar en toda negociación».

Fuente: La Nación

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *