Autorizaron cambio de sexo y nombre a adolescente en Paraná

Lo autorizó una jueza de Familia de Paraná pese a que la madre no estaba de acuerdo. Se ordenó que se le otorgue una nueva partida de nacimiento, documento de identidad con el nuevo sexo y nombre.

María Alejandra Ramírez, jueza de Familia Nº 3, resolvió «autorizar la rectificación registral del sexo, y el cambio de nombre de pila o prenombre de YAG, de sexo femenino, nacida en Paraná; debiendo proceder a inscribirlo con el nombre de FBG, de sexo masculino«.

En la misma resolución, la jueza hizo lugar «al control de legalidad de la prórroga de la Medida Excepcional dispuesta y autorizada por el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) respecto de YAG (autopercibido FBG) en la forma -alojamiento en domicilio de VA- y por el plazo -90 días- determinado por el Organismo Administrativo». Con esta decisión, la jueza le otorgó la tutela a una mujer que no es la madre del menor.

La magistrada le otorgó a VA la «guarda judicial» del joven autopercibido, acto por el que la tutora se comprometió como «guardadora a velar por la salud e integridad física del adolescente, atento el cargo conferido».

En los dos últimos puntos de la resolución, la jueza ordenó librar oficio «al Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas de Paraná, a fin notificarlo de la rectificación de sexo y cambio de nombre de pila en el sentido ordenado en el punto 4, debiendo informar su toma de razón oportunamente; y de conformidad a lo establecido en el artículo 6 de la Ley 26.743, ordénese la emisión de una nueva partida de nacimiento ajustándola a dichos cambios, y la expedición de un nuevo documento nacional de identidad que refleje la rectificación registral del sexo y el nuevo nombre de pila» y «librar oficio al Copnaf haciendo conocer la presente».

En su decisión, la jueza consideró que «en el caso, y amén de la presunción de autonomía referenciada respecto del menor, en virtud de la edad alcanzada por el mismo, se evidencia un grado de madurez que permite la comprensión del acto jurídico a partir del cual pretende rectificar la registración de su sexo y modificar su nombre de pila en su partida de nacimiento expedida por el Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas».

El planteo fue realizado por el defensor público Nº 1 de Paraná, Daniel Cottonaro, quien destacó que se desempeñó «receptando el deseo del adolescente de cambiar su identidad, lo cual era respaldado por los informes efectuados por los profesionales intervinientes del Copnaf, en una muestra de la clara importancia del accionar conjunto con este organismo».

En este sentido, explicó que «respecto del adolescente se había adoptado una Medida de Protección por el Copnaf luego de graves hechos de vulneración que implicaron la separación del menor de su núcleo familiar de origen y que dieron lugar a que se otorgue su guarda judicial en la actualidad con una referente afectiva».

Detalles

En relación a la rectificación del cambio de sexo y nombre de pila, Cottonaro precisó que «la mamá del adolescente se opuso al pedido» y añadió que «respecto de su progenitor quedó acreditado que el mismo no tiene ningún tipo de vínculo con el joven, siendo una figura ausente en su vida».

En este contexto, el defensor público indicó que intervino «a fines de garantizar se respete la identidad de género autopercibida», la que «se sostuvo con fundamento en la autonomía progresiva -ya que el adolescente tiene 14 años- y el consentimiento prestado por su actual guardadora, por lo que se tornaba innecesario contar con la conformidad de los progenitores».

Cottonaro hizo especial hincapié en «la importancia del resguardo de la identidad del adolescente y su derecho a utilizar un nombre de pila diferente al que se encuentra en su DNI a fin de que tenga su propio reconocimiento en cuanto a su identidad de género».

Fuente: elonce.com

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *